jueves, 11 de abril de 2013

Otras dietas sin gluten, la dieta SCD y la Low Fodmap



Lo primero de todo me gustaría disculparme por el vacío en escribir de los 3 últimos meses. Mi intención para nada es abandonar el blog, pero he pasado por una época un poco complicada y no me daba para escribir. Pero aquí estoy de nuevo, y espero con este post poder ayudaros o al menos informaros!!

Recordaréis que en el último post os hablé de que sufrí un recordatorio de que la avena  (aún no siendo contaminada) no me sentaba bien. Bueno, pues la historia no acabó ahí. El episodio me duró mucho tiempo, y creo que aún sigo sufriendo las consecuencias, aunque pienso que probablemente la avena no tuvo la culpa. Quizás fue un desencadenante (o quizás no) de los meses tan malos que he pasado, pero tiendo a pensar que  no, pues sé lo que es una intoxicación de gluten y normalmente finaliza en un día o dos.


Evidentemente he ido al médico, y aún no tengo del todo claro qué es lo que me pasa. Sé que por ejemplo no es intolerancia a los lácteos (una intolerancia añadida que puede ser bastante común entre los celíacos). En cualquier caso, en este post  os quería hablar de una serie de cosas que he aprendido por el camino, a raíz de haberme encontrado tan mal, y que espero que puedan ayudar a alguien. 

  • Es muy común entre los celíacos desarrollar Sobrecrecimiento bacteriano intestinal. Esto genera muchas molestias intestinales, que se pueden confundir con una reacción debida a haber ingerido gluten. Si el problema persiste y se está haciendo bien la dieta sin gluten merece la pena pensar en esta causa. Desde luego, habrá que ir al médico y hacerse las pruebas pertinentes, pero si el médico no os menciona esta causa, hacerlo vosotros. La Rifaximina (en España el nombre comercial es Spiraxin) suele ir muy bien. El problema con el sobrecimiento bacteriano es que es bastante recurrente con lo que puede ser que tengáis que repetir el tratamiento o buscar alguna estrategia para mantenerlo a raya a largo plazo. Sobre esto último no sé muy bien qué deciros, puede ser que los probióticos junto con una dieta baja en carbohidratos ayude pero es un tema sobre el cual aún no se sabe mucho. En este sentido hay personas que abogan por una dieta SCD (Dieta de Carbohidratos Específicos) pero las opiniones son un poco diversas. Si queréis más información sobre esta dieta, podéis consultar en www.breakingtheviciouscycle.info (en inglés).

    Existe también un libro traducido al  español - se llama Romper el círculo vicioso- en el que la autora, Elaine Gottschall, (madre de una niña con una enfermedad inflamatoria intestinal  y primera ‘profeta’ de esta dieta) explica la teoría que la sustenta. El primer capítulo del libro de hecho está dedicado a la enfermedad celíaca, y más o menos viene a decir que puede haber otros componentes (como los almidones) que también estén jugando una parte en lo que hace mal a los celíacos.

    En fin, si tenéis curiosidad y queréis que os hable de la dieta SCD con más detalle podéis dejarme un comentario y dedico un post a escribir sobre este tema, pues tengo el libro en casa. De todos modos, advierto de antemano que esta dieta es sumamente difícil de seguir y extremadamente restrictiva, aparte de ser una dieta controvertida entre la comunidad científica. Lo que sí que es cierto es que hay muchas personas a las que les ha ayudado, y eso a fin de cuentas es lo importante imagino para el paciente que quiere sentirse bien, y a quien no le acaban de dar una solución.  Esta dieta es seguida con éxito por muchas personas con problemas inflamatorios intestinales, e incluso por personas con autismo. Por supuesto es una dieta sin gluten.
  • Otra dieta que está muy en boga ahora mismo (al menos en Reino Unido) es la llamada ‘Low Fodmap’. Digo que al menos en Reino Unido, pues por lo que he visto existe muy poca información sobre ella en español. Las investigaciones son bastante recientes y tienen su origen en Australia. Es una dieta para personas con un intestino sensible, y de hecho se utiliza como tratamiento del Síndrome de Colón Irritable (SII). Parece ser que en estas primeras experiencias están viendo que la dieta Low Fodmap  tiene alrededor de un 75% de tasa de éxito, lo cual en colón irritable es una tasa realmente espectacular. Extrañamente (o no extrañamente) a las personas que siguen esta dieta también se les prohíbe el gluten a pesar de que no es una dieta creada para específicamente para celíacos, sino para gente con intestinos delicados.

    Este nombre tan raro (FODMAPs) es un acrónimo para los Oligosacáridos Fermentables (ej. Fructanos y Galactanos) Disacáridos (ej. Lactosa) Monosacáridos (ej. el exceso de Fructosa) y Polioles (ej. Sorbitol, Manitol, Maltitol, Xilitol e Isomalta). ¿Os habéis quedado igual?

    Se trata de moléculas que contienen los alimentos que cuando son mal absorbidas en el intestino delgado continúan su paso hasta el intestino grueso, donde sirven como alimento para las bacterias que habitan allí. Las bacterias digieren/fermentan estas moléculas  causando síntomas de SII (Síndrome de Colón Irritable). En esta dieta, Low Fodmap, estoy yo ahora mismo. No os puedo decir que a mí me haya funcionado del todo, pero bueno, ya os contaré más adelante… Aún no quiero decir nada. Es también extremadamente difícil de seguir, pero no se trata de una dieta de por vida. Poco a poco, tras una fase de eliminación, se vuelven a ir introduciendo alimentos para ver cuáles son los que realmente están causando los problemas.


    Os dejo un enlace a un cuadro resúmen de la dieta low fodmap para que os hagais una idea que alimentos se pueden consumir y cuáles no. Os va a sorprender mucho que prohíbe ciertos alimentos que probablemente siempre habéis pensado que son súper saludables para todo el mundo. Bueno, pues igual no para todo el mundo...

    La referencia a la página oficial sobre esta dieta la podéis encontrar en: http://shepherdworks.com.au/disease-information/low-fodmap-diet (en inglés). Por cierto, avisan por todos lados que es muy importante que no se emprenda dieta sin haber consultado previamente con un especialista.
  • Al parecer existen muchos celíacos que no acaban de mejorar del todo con la dieta sin gluten. He visto unos cuantos artículos sobre este tema en internet. La verdad es que me han sorprendido mucho oír esto, pues no es algo que te cuenten cuando te diagnostican. No estoy hablando  de celiaquía refractaria, sino de celiaquía que responde a la dieta sin gluten. Significa que ocurren otras complicaciones añadidas. Y vosotros:  ¿Lo habías oído ya? ¿Tenéis recaídas inexplicables? ¿Pensáis que vuestro aparato digestivo funciona al 100%?
  • En muchas ocasiones también puede ser un parásito o una bacteria el que pueda estar provocando síntomas. Desde la bacteria Helicobacter Pylori, que es responsable de tantas úlceras a otros parásitos (¡aquí sí que ya hay de todo tipo!). Y en el tema de parásitos además en países donde están bastante erradicados (como España) es prácticamente imposible encontrar a especialistas en el tema, que sepan de parásitos fuera de lo común. 
Aunque no he ido mucho a comer fuera en estos últimos meses, aún tengo en reserva algún que otro restaurante, y alguna ciudad nueva que presentaros para comer sin gluten. Espero volver a la regularidad de antes a la hora de escribir!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario