jueves, 31 de marzo de 2011

Descubrir que eres celíaco a los veintitantos

Pero, ¿te puedes enterar de que eres celíaca a los veintitantos? La primera gran pregunta que llevo respondiendo desde que me diagnosticaron hace un año y medio que soy celíaca. Sí, y además es bastante frecuente. Sin embargo, desde luego que echando la vista atrás tenía síntomas desde hace un montón de tiempo! Incluso años diría yo. No es de extrañar pues me detectaron enfermedad con un grado 3 de 4 de la clasificación de Marsh.

Ser detectado con enfermedad celíaca en la veintena e incluso más adelante es de lo más común. En un momento dado una persona con predisposición para ser celíaca (HLAtipo II, DQ2/DQ8 (+)) desarrolla la enfermedad. Se produce un detonante que hace que esto sea así, probablemente una dieta rica en gluten, o un estilo de vida determinado. La verdad es que en este sentido se sabe poco, lo que sí que he oído es que si se tiene una predisposición genética para la enfermedad mejor no abusar del gluten en la dieta.

De todos modos descubrir que era celíaca para mí y por lo que he oído para muchas personas fue un auténtico alivio, pues por fin sabía cuál era la respuesta a todos los malestares que sentía, y pronto empecé a sentirme mejor, mucho mejor. En mi caso los síntomas eran dolor abdominal, sensación de hinchazón constante, relación anómala con el wc (por ponerlo de alguna manera), cansancio, fatiga. Estos síntomas son bastante comunes y yo creo que por eso también tuve la suerte de que una vez me decidí a ir al médico, pronto pensó que podía ser enfermedad celíaca y se puso a hacerme pruebas en est sentido. De todos modos, también tuve suerte con el especialista al que fui. Me dijo que muchos otros médicos me dirían que eran nervios, y lo meterían dentro de la caja del famoso síndrome de colón irritable.

Lo peor es la prueba de la gastroscopia, pero bueno dura unos 20 segundos. Hablaré de ella en otro post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario