jueves, 31 de marzo de 2011

Comer sin gluten en Dublín, mis restaurantes favoritos

Me diagnosticaron la enfermedad celíaca mientras vivía en Dublín, Irlanda. Para mi gran suerte este país es el que tiene un mayor índice de celíacos en todo el mundo, y se nota en la oferta. Ahora que ya no vivo más en Dublín y que comparo las opciones y facilidades que allí tenía como celíaca con las que tengo en otros lugares, me doy cuenta de que era una privilegiada.

Sobre todo lo noto a la hora de salir a comer fuera. Había una amplia oferta de sitios en donde podía encontrar cosas para mí, además en casi todos lados aunque no tuvieran señaladas las alergias en la carta (normalmente indicados los platos que podía comer con una 'c' entre paréntesis o con las letras 'GF' – hay muchísimos restaurantes donde encontrarás esto) conocían la enfermedad y eran sumamente predispuestos. Eso me hacía sentirme relajada, sin miedos a que igual me estaba comiendo algo que no debía y disfrutar de una grata experiencia como debería ser la de ir a comer fuera.

De todos modos, voy a señalar unos cuantos sitios para ir a comer en Dublín que estaban en mi top list:

Manifesto. Mi número 1 indiscutible en Dublín. Un restaurante italiano que ofrece una extensa carta para celíacos, incluyendo pasta y pizza sin gluten! Una auténtica pasada, porque además la calidad de la comida es muy buena. El precio es medio. La dirección es: 208 Lower Rathmines Road, Dublín 6. Además quizás tendrás hasta la suerte de que te toque disfrutar de un pequeño espectáculo en el que uno de los cocineros enseña su arte amasando (y tirando la pizza por los aires!) al son de la música. Website: http://manifestorestaurant.ie/

Su restaurante hermano Prego también ofrece lo mismo. Está en Lucan, como a 20 minutos en coche del centro de Dublín, y su ubicación me convenía menos, por lo que solo fui una vez. Las instalaciones están menos renovadas, y como anécdota os diré que una vez en Lucan a no ser que hayan cambiado el letrero lo encontraréis buscando por el restaurante 'Rego' porque se les cayó la 'P'. No encontré su web en internet, así que os dejo un link desde menú pages (el sitio web por excelencia de Irlanda para busca restaurantes): http://www.menupages.ie/Dublin/west_dublin/restaurants/pregos.aspx

Café Bar Deli. Un restaurante más informal, pero con una amplia oferta para celíacos también. Por ejemplo, tienen pasta sin gluten. Situado en George Street, en el puro centro de Dublín. Solían tener otro en Ranelagh, pero acabo de ver en internet que lo han tenido que cerrar por culpa de la crisis, una pena… De nuevo os dejo el link al sitio desde menu pages porque no encuentro la web del restaurante: http://www.menupages.ie/dublin/city_centre/city_centre_south/cafe_bar_deli_georges_street.aspx

Y ahora voy con mi gran debilidad, los restaurantes asiáticos, me encantan! Una pena que en general estén tan mal informados sobre el tema… La verdad que suelen darme bastante miedo si no investigo bien y voy bien segura…

Saba – Comida thai y vietnamita. Tienen en el menú claramente señalado qué platos no tienen gluten, y son unos cuantos, desde noodles, arroces muy ricos, pescados... La comida en este sitio es deliciosa y el único sitio donde he podido encontrar noodles que estoy al 100% segura que son de arroz (rice noodles). Es muy popular, por lo que es recomendable reservar. El precio es medio, medio-alto. Website: http://www.sabadublin.com/

Koh – Comida thai. Perfectamente indicado también en la carta qué tiene gluten o no. No tiene tanta variedad como el Saba, pero el sitio está realmente bien, sobre todo si además también te apetece tomarte un buen cocktail antes o después de la cena (bueno, incluso durante también!!). El sitio es super ‘cool’ como dirían por Irlanda. El precio es medio. Website: http://www.koh.ie/

Para tomarse una cerveza sin gluten os recomiendo dos sitios: Solas, en Wexford Street, donde normalmente tienen cerveza Daura, de Estrella Damm, sin gluten(website: http://www.solasbars.com/www.solasbars.com/WELCOME.html) y el Bull and the Castle, en Christ Church, donde tienen una cerveza que si no recuerdo mal se llama algo así como Glutaner (Website: http://www.fxbrestaurants.com/bullcastle/beer-hall/home.html).

Por cierto, como alternativa a la cerveza siempre podéis tomaros una Bulmers, la sidra irlandesa, que nada tiene que ver por cierto con la asturiana.
En otro post a ver si sigo contando más sitios sobre Dublín, aunque creo que esta sería definitivamente mi top list.
Leer más...

Descubrir que eres celíaco a los veintitantos

Pero, ¿te puedes enterar de que eres celíaca a los veintitantos? La primera gran pregunta que llevo respondiendo desde que me diagnosticaron hace un año y medio que soy celíaca. Sí, y además es bastante frecuente. Sin embargo, desde luego que echando la vista atrás tenía síntomas desde hace un montón de tiempo! Incluso años diría yo. No es de extrañar pues me detectaron enfermedad con un grado 3 de 4 de la clasificación de Marsh.

Ser detectado con enfermedad celíaca en la veintena e incluso más adelante es de lo más común. En un momento dado una persona con predisposición para ser celíaca (HLAtipo II, DQ2/DQ8 (+)) desarrolla la enfermedad. Se produce un detonante que hace que esto sea así, probablemente una dieta rica en gluten, o un estilo de vida determinado. La verdad es que en este sentido se sabe poco, lo que sí que he oído es que si se tiene una predisposición genética para la enfermedad mejor no abusar del gluten en la dieta.

De todos modos descubrir que era celíaca para mí y por lo que he oído para muchas personas fue un auténtico alivio, pues por fin sabía cuál era la respuesta a todos los malestares que sentía, y pronto empecé a sentirme mejor, mucho mejor. En mi caso los síntomas eran dolor abdominal, sensación de hinchazón constante, relación anómala con el wc (por ponerlo de alguna manera), cansancio, fatiga. Estos síntomas son bastante comunes y yo creo que por eso también tuve la suerte de que una vez me decidí a ir al médico, pronto pensó que podía ser enfermedad celíaca y se puso a hacerme pruebas en est sentido. De todos modos, también tuve suerte con el especialista al que fui. Me dijo que muchos otros médicos me dirían que eran nervios, y lo meterían dentro de la caja del famoso síndrome de colón irritable.

Lo peor es la prueba de la gastroscopia, pero bueno dura unos 20 segundos. Hablaré de ella en otro post.
Leer más...